jueves, 26 de octubre de 2017

Reseña | Ladrones de libertad

Ladrones de libertad
(Iria G. Parente y Selene M. Pascual)
Nocturna Ediciones
Rústica con solapas
638 páginas
17,00 €
Saga:
- Sueños de piedra
- Títeres de la magia
- Ladrones de libertad
Sinopsis: La tripulación del Angelique está orgullosa de ser lo que es: una tripulación de piratas. Su día a día consiste en navegar por los mares de Marabilia entre aventuras, asaltos a barcos y búsqueda de riquezas: en definitiva, los piratas del Angelique viven sin acatar leyes ni obedecer órdenes de nadie.
Hasta que el rey Geraint de Dahes los captura y todo apunta a que eso se ha terminado. La pena por piratería es la muerte. A no ser, claro, que alguien les proponga un trato que les permita salvarse... Uno que a su vez ofrezca la posibilidad de una venganza muy ansiada.
Ante un tesoro tan valioso como la libertad cualquier precio parece escaso.
 Opinión personal:
     Marabilia es ese mundo en el que te adentrarías una y mil veces, bucearías en sus mares y en las vidas de los personajes, desearías vivir aventuras constantemente y volverías a creer en la magia gracias a sus palabras, porque Iria y Selene te harán soñar, vivir y creer, tanto en ese orden como todo ello formando una amalgama sinsentido. Lo que empieza siendo un viaje directo hacia el cumplimiento de una misión, se encuentra con un camino a través de aventuras que removerán toda Marabilia.

    Uno de los aspectos más importantes que destacan estas autoras en sus novelas es que éstas se basan en personajes más que en argumentos, en demostrar la realidad de cada uno de ellos, tan imperfectos como todos nosotros, y con ideas entremezcladas en sus tramas que demuestran problemas sociales muy puestos en la actualidad, demostrando un gran mundo interior. Entre ellos podemos encontrarnos con Jared, atormentado por su pasado con una idea clara de venganza dentro de su mente; Nadim, la voz de la razón de la embarcación, a pesar de que nadie puede dejar sus propios fantasmas atrás; Collen tiene un gran corazón y una forma de ser extrovertida y alegre; Kaylen, el príncipe de Dahes, dejando de lado por una vez las ideas que su padre tiene para él entrando de polizón en la embarcación.

     La pluma de estas dos talentosas autoras, como siempre hacen, no hace más que destacar, resaltar y magnificar los numerosos aspectos positivos que posee la propia novela; no puedo decir que sea poética o sencilla, pero mismamente por ello, es única y creo que es obvio que en el buen sentido. Si no fuese por las palabras, por cómo lo han ido creando todo, por su forma tan envolvente de atrapar al lector, el libro a lo mejor habría sido una cáscara vacía, pero la personalidad de sus personajes, las aventuras que viven, la propia trama, cada una de las escenas que conforman cada uno de los capítulos tienen su maravillosa y mágica esencia gracias a las autoras.

      El argumento tiene grandes cantidades de aventuras, la primera mitad de la novela es todo ello: escenas en las que aguantas el aliento por los personajes, temes por ellos y celebras sus victorias… claro que, teniendo como componente a Iria G. Parente no puede faltar drama, mucho drama y lo peor es que, una vez empieza, el lector sufre de una manera lenta y cruel. No puedo negar que un libro sin drama es un libro inacabado, una novela sin nudo, pero en ocasiones he deseado que solamente fuera un libro de aventuras lleno de cosas bonitas.
En conclusión, Ladrones de libertad es una novela increíble, llena de sueños, de fuerza, de vida, de personajes extraordinariamente incomparables y, creo que lo que solo me queda por decir, es: si acaso dudas de leerla, de darle una oportunidad, de sumergirte entre sus páginas, hazlo, léelo, déjate envolver por la historia que las autoras tienen que contarte, te atrapará de tal manera que solo podrás arrepentirte de no haberlo leído el mismo día en que salió.
Os quiere,