miércoles, 21 de junio de 2017

Reseña | La marea de hielo

La marea de hielo
(Morgan Rhodes)
SM
Rústica con solapas
496 páginas
14,95€
Saga:
- La caída de los reinos
- La primavera de los rebeldes
- El abrazo de las tinieblas
- La marea de hielo
- La tormenta de cristal
- Immortal reign (en inglés febrero 2018)
Sinopsis: ¡Spoilers de libros anteriores! La lucha por el poder se extiende más allá del mar de Plata. Los límites se desdibujan: desaparecen las fronteras entre los imperios, el bien y el mal se confunden y la magia vaga por el mundo mortal.
MAGIA
Cada vez más presentes en la Mytica terrenal, los seres mágicos modelan y desvían las frágiles vidas de los humanos sin prever las consecuencias.
AMOR
Tortuosas e inesperadas, las pasiones sacuden a humanos e inmortales por igual, trenzando sus destinos.
TRAICIÓN
Mientras se crean y se deshacen alianzas, la víbora invisible de la traición emponzoña incluso a los seres más cercanos.
Una marea de hielo amenaza con inundar Mytica.
Y su frío puede paralizar los corazones demasiado expuestos...
Opinión personal:
     Esta cuarta entrega ha sido igual de increíble que sus anteriores, llena de acción que deja sin aliento, de misterio, magia y muerte. Han sido incontables las veces que me ha dejado sin respiración, me ha hecho estremecer por la cantidad de momentos desgarradores y me han absorbido sus páginas de tal manera que las horas perdían importancia y me encontraba entre los ciudadanos de Mytica como una más entre ellos.

     Empieza en el mismo punto donde lo dejó la novela anterior, con un final infartante a más no poder, con una historia tan bien hilada que el lector no sabe hacia dónde puede ir o girar, porque Morgan Rhodes consigue sorprender al lector cada vez más. Lleno de acción, intriga y aventuras por parte de sus personajes. Entre ellos empezando por Cleo, sigue siendo un personaje maravilloso gracias al giro y evolución desde su primer libro. Magnus, ese alucinante personaje con el gran carisma que lo representa y en esta novela solo apetece abrazarle y protegerle sin cesar, con un romance a base de giros llenos de emoción y felicidad.
     Es imposible dejar de leer, se hace tan adictivo y sumamente atrapante, que tienes que dejar todo lo que estés haciendo y meterte a seguir conociendo la pluma y la historia de Morgan Rhodes. Ello, sumándole todas las voces narrativas, consiguen que sea muy ágil, con un ritmo que bajo mi punto de vista, está presente en cada página, porque no decae y le hace dar mucha fuerza a la historia, porque es precisamente eso lo que más me gusta de la novela. Tiene tantos personajes, que puede dar miedo que estén mal desarrollados o que algunos sean más secundarios y más planos que otros, pero aquí es donde ataca la autora, porque es todo lo contrario, ya que sabe mantener cada uno de los puntos de vista, dándole su propia importancia y su propia personalidad, porque en serio, que hay cada personaje que quedo enamorada de él.

     En esta nueva entrega conocemos con más detalles partes de Mytica que hasta ahora no tenían tanta profundidad y que sinceramente me ha fascinado, al igual que también tenemos un panorama general del mundo de Morgan, ya que no estamos solamente en Mytica, sino en todo el mundo, viajando hasta el imperio de Kraeshia, donde al mismo tiempo conocemos a nuevos personajes y nuevas traiciones. Considero que la autora sabe ambientar tanto la novela, que formamos parte de ella y de sus personajes, porque la verdad, es que les he cogido cariño a todos, pero también es cierto, que cuando menos te lo esperas, te apuñala por la espalda, dejándote sufriendo por sus giros argumentales, porque tiene muchos. Y cada cual peor, en el sentido de que se vuelve más fascinante y no ves la hora de saber cómo saldrán los personajes de esa situación.
     La marea de hielo es una cuarta parte inmejorable, acción a rebosar, tensión por doquier, palabras hechizantes por las que no podrás soltar la lectura a pesar de que así quieres. Miedo, dolor, crueldad... Mytica te espera.
Os quiere,