domingo, 30 de agosto de 2015

Reseña de La profecía del cuervo

La profecía del cuervo
(Maggie Stiefvater)
SM
Rústica con solapas
424 páginas
14,94€

Saga:
- La profecía del cuervo
- Los saqueadores de sueños
- El tercer durmiente (en español en Septiembre)
- The Raven King (en inglés)
Sinopsis: «Matarás a tu verdadero amor.»
Blue no sabe cuántas veces le han dicho esto. Pero, como no cree en el amor verdadero, nunca lo ha considerado un problema. Todo empieza a cambiar la noche de San Marcos. Blue la única de la familia que no tiene facultades adivinatorias, acompaña a su tía al viejo cementerio para ver desfilar a los espirituos de los que morirán en los próximos doce meses, y ve a uno de esos espíritus: un chico vestido con el inconfundible uniforme de la academia Aglionby, un jersey con un cuervo bordado. Eso solo puede significar dos cosas: o es su amor verdadero, o lo va a matar.
Opinión personal:

Una novela brillante en todos los sentidos, desde la metafórica y dulce pluma de Maggie Stiefvater hasta los personajes, tanto Blue, la protagonista, como los secundarios; todo es tan absolutamente increíble que me devoré casi toda la novela en un día. ¿Sabéis de esos libros que se leen donde sea, tanto si te encuentras en un largo viaje en coche como si necesitas hacer pausas obligatorias y te llevas el libro contigo? Bueno, pues en eso se puede resumir cuán adictivo es La profecía del cuervo.

Al inicio no puedo negar que fuese “un pelín” lenta, pero eso principalmente fue por el momento en el que me pillé con el libro, no es que tuviese mucho tiempo libre y entre unas y otras cosas acabé por no leer tanto cuanto quisiese, pero una vez tuve todos los minutos y horas que quisiese soñar y tener, el libro duró un suspiro entre mis manos, fue como si alguien al fin hubiese inventado esa maravillosa máquina de introducir personas en libros, porque todo, absolutamente TODO lo que le pasaba a Blue, lo sentía en mi piel: tanto la emoción de conocer a alguien nuevo, como el miedo a perder a alguien y sentir magia… magia y pura magia. Estoy como “freaking out” en cada línea escrita de esta reseña porque quiero decir tantas cosas, pero no quiero enrollarme mucho y al final las palabras salen sin sentido, como si fuese la yo de siempre: emocionada y sin control, solo espero poder destacar todo lo que quiero de forma que se pueda entender al menos entre líneas antes de perder totalmente la poca cordura que me queda tras leer tantas maravillas juntas.

«Mis palabras son herramientas infalibles de destrucción y no he venido equipado con la capacidad de desarmarlas.»

Bien, Blue, lo mejor será comenzar por ella porque… ais, al inicio me parecía una chica extraña, del montón y… hmf, no me convencía, pero eso solo duró uno o dos o quizás tres capítulos —los cuales son más cortos imposible, así que ya me entendéis— y tras eso la adoré, empaticé como en ningún libro hasta desear no estar tanto en su piel, las cosas tan magníficas y escalofriantes que sucedían en su vida me envolvían como si me encontrase en cada uno de los escenarios descritos, como si lo que ella sintiese fuese algo que me llenaba y hacía sentir como si yo fuese una metáfora más entre las manos de la autora, ver todo lo que sucede con una nitidez alucinante es lo que consigue la pluma de Maggie y no puedo más que elogiarla toda ella; Blue, te has ganado uno espacio muy mono en mi lista de protagonistas favoritas <3

«Cuando Gansey era educado, se hacía poderoso. Cuando Adam era educado, cedía el poder.»

Ay, ay, ay, ay, ¡y los personajes secundarios! Que alguien me sujete o no tardaré en ir a por el primer vuelo a Estados Unidos porque necesito encontrar a Gansey, lo quiero para mí y punto, ¿vale? Se le va conociendo poquito a poquito y, sí, al comienzo del libro tampoco es que presente ser mucho más que un niño pijo que estudia en un instituto de élite, pero ais, es conocerle y caer rendida a sus encantos, no puedo más que adorar su forma de ser, su empecinamiento en conseguir lo imposible que sueña… Jo, es que una de las —muchas, aunque en el fondo sin personajes guays un libro no es mucho, ¿no? ;P— razones por las que este libro ha sido un gran y maravillosos descubrimiento lecturil (?) y no puedo más que desear que el resto de la saga esté a la altura o superen si pueden este primero *-*

Ois, el resto de personajes, los masculinos me pueden: Ronan es al mismo tiempo intimidante, pero eso mismo hace que te atraiga esa aura de intriga y misterio, demuestra que en el fondo se encuentra un alma cariñosa y dulce —se comprueba con la aparición de Sierra y, aunque parezca contradictorio, cuando llega la escena no puedo negar que es lo que más le pega y por ello mismo me encandila tantísimo su forma de ser—, Adam es… no sé lo que opino de él, la verdad, mayormente me pareció una cosa sosa y sin sentido, es mono y tal, pero… le falta algo, le falta mucho, que un chico sea dulce, algo tímido y simpático no significa que ya lo tenga todo, seré yo o quizás haya más piensen como yo, pero a mí me falta sal, me falta carisma, me falta un encanto que atrape, no un chico aburrido, sorry, Adam, no eres tú, soy yo; ¡Noah! Es extraño, pero genial, no sé cómo describirlo sin acabar en una maraña sin sentido, es sencillamente Noah, distinto del resto, con un algo que hace que en segundo te encariñes de él, me encanta y punto :)

—Hay dos motivos por los que una persona no vidente podría ver un espíritu en la víspera de San Marcos. O eres su amor verdadero o lo has matado.

Me gustan mucho la madre de Blue y todas las “brujas” con las que convive, cada una a su manera siendo misteriosas y distantes, pero con algo propio que hechiza al lector y difícilmente te soltará aunque lo quieras o desees :P

La trama es algo mágico, misterioso, intrigante, atrapante, hechizante, cautivante, embrujado… No tengo palabras para describir todo lo que me ha hecho sentir, puede parecer que contiene tintes macabros y tétricos, pero en el fondo yo, por lo menos, no he sentido miedo al leer esta novela, tiene sus escenas extrañas y un tanto escalofriantes, pero pasan en nada y, por tan enganchada que me vi en la historia y en todo lo que sucedía, apenas me di cuenta de que a lo mejor en otra situación habría sentido miedo, y eso siendo yo una miedica de grado mayor.

—¿A casa de la psíquica? ¿Sabes qué era ese lugar? —preguntó Ronan—. Un palacio de castración. Si sales con esa chica, deberías enviarle tus bolas en lugar de flores.

La sinopsis no dice mucho, es más, no dice nada, yo no sabía qué me esperaban las páginas en la que me embarcaba, pero es mejor así, no tiene un algo que se pueda explicar con palabras es un poco de todo formando una clase de novela imposible de detallar, son como una maraña de sucesos que al inicio pueden resultar desconcertantemente distintos unos de otros, pero conforme avanzas en la lectura todo cobra sentido en tu cabecita, es como un rompecabezas que muestra una imagen poco a poco, o debería decir en este caso, capítulo a capítulo; por ello, lo mejor es no saber qué te espera el libro, Maggie logrará, de la forma que sea, embelesarte con su pluma y creando un inicio de saga trepidante y… un tanto infartante.

¿Por qué desenlaces embrollados? ¿Por qué? ¿Y por qué tan adictivos? No veáis las ganas que tenía de resolverlo todo, llegué hasta el punto de tener que releer algunas de las últimas páginas, porque directamente me había perdido en todo lo que se había montado la autora, es… más que flipante, no sé qué puedo decir, no sé cómo reaccionar, todo era un fangirlismo tan extremo que directamente olvidé quién era y dónde me encontraba, para mí solo quedaban los personajes de La profecía del cuervo, todos los sucesos extraños y magia, magia por todos los poros, siendo algo fascínate y llegando a rozar los límites de la locura.

La profecía del cuervo es uno de esos inicios de saga misteriosos, que atrapan, envuelven y asfixian, no querrás salir de su mundo y su mundo no te dejará salir a ti; reserva un hueco grande para los chicos del cuervo, no dudarán en hechizarte.

¿Conoceis la prosa de esta increíble autora? ¿Qué opináis de este libro? <3
Besitos,

lunes, 24 de agosto de 2015

Reseña de Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Harry Potter y el prisionero de Azkaban
(J. K. Rowling)
Editorial Salamandra
Tapa dura
360 páginas
18,00€

Saga:
- Harry Potter y el prisionero de Azkaban
- Harry Potter y el cáliz de fuego
- Harry Potter y la orden del fénix
- Harry Potter y el misterio del príncipe
- Harry Potter y las reliquias de la muerte
Sinopsis: Por la cicatriz que lleva en la frente, sabemos que Harry Potter no es un niño como los demás, sino el héroe que venció a lord Voldemort, el mago más temible y maligno de todos los tiempos y culpable de la muerte de los padres de Harry. Desde entonces, Harry no tiene más remedio que vivir con sus pesados tíos y su insoportable primo Dudley, todos ellos muggles, o sea, personas no magas, que desprecian a su sobrino debido a sus poderes.
Igual que en las dos primeras partes de la serie –La piedra filosofal y La cámara secreta– Harry aguarda con impaciencia el inicio del tercer curso en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Tras haber cumplido los trece años, solo y lejos de sus amigos de Hogwarts, Harry se pelea con su bigotuda tía Marge, a la que convierte en globo, y debe huir en un autobús mágico. Mientras tanto, de la prisión de Azkaban se ha escapado un terrible villano, Sirius Black, un asesino en serie con poderes mágicos que fue cómplice de lord Voldemort y que parece dispuesto a eliminar a Harry del mapa. Y por si esto fuera poco, Harry deberá enfrentarse también a unos terribles monstruos, los dementores, seres abominables capaces de robarles la felicidad a los magos y de borrar todo recuerdo hermoso de aquellos que osan mirarlos. Lo que ninguno de estos malvados personajes sabe es que Harry, con la ayuda de sus fieles amigos Ron y Hermione, es capaz de todo y mucho más.
Opinión personal:
En realidad me veo elogiando los siete libros de principio a fin y sacando a colación el tema siempre que pueda, ¡estos libros son una locura literaria! Tercera entrega y nuevas aventuras que he vivido junto a Harry, Hermione y Ron, todo ha sido tan emocionante, increíble y genial que es que al final se me acabarán las palabras y comenzaré a inventarme algunas nuevas con las que poder halagar al cien por cien estas perfectas criaturas llamadas libros ♥

En Harry Potter y el prisionero de Azkaban se puede ver que los personajes van madurando frente a los ojos de los lectores, a pesar de tener la dulce edad todavía de trece años, los tres protagonistas demuestran su valía enfrentándose a todo aquel problema que se les ponga por delante. Me ha encantado la gran responsabilidad que adquieren, sabiendo que lo que pueden hacer contiene sus consecuencias o cada acción debe ser meditada antes de que suceda lo contrario a lo que desearíamos, escuchar lo que otros deban decir antes de apuntar con la varita al que, a lo mejor, está de tu lado… Gran cantidad de sucesos que hacen madurar a nuestros protagonistas de una manera lenta, pero sin pausa.

El papel y poder de la amistad también es brutal en esta entrega, si en sus predecesores podíamos ver al trío dispuesto a ayudarse los unos a los otros cuando fuese necesario, en esta tercera novela llegan a sentirse como si los tres fuesen uno solo, protegiendo a los otros de manera racional, pero si fuese necesario anteponiendo quizás su propia seguridad a la de sus amigos. En ninguna otra novela he visto una amistad tan fuerte como la de Ron, Harry y Hermione, pero es absolutamente preciosa y de esas que se acurrucan dentro para dejar un sabor cálido, confortable y dulce en la boca del estómago.
Harry Potter era, en muchos sentidos, un muchacho diferente. Por un lado, las vacaciones de verano le gustaban menos que cualquier otra época del año; y por otro, deseaba de verdad hacer los deberes, pero tenía que hacerlos a escondidas, muy entrada la noche. Y además, Harry Potter era un mago.
Aparecen algunos nuevos personajes que la autora ha sabido entremezclar en la novela con el arte que tiene, ha usado sus cartas de manera muy justa creando un ambiente de tensión por lo que pueda suceder y cierta desconfianza al no poder descubrir la verdad de todo.

Al contrario que en el primer y segundo libro, esta vez Harry Potter tiene otro enemigo, lo cual hace que la trama se desvíe un poco de los temas anteriores, pero en ningún momento decae el ritmo, es más, le añade ciertos momentos de angustia mayores porque esta vez sí, no sabes cómo es ni de lo que es capaz el antagonista. Un cúmulo de escenas que enternecen, seguidas de una revelación enigmática; presagios de muerte anteriores a un partido de quidditch… todo es tan malévolamente emocionante que me ha sido casi imposible hacer pausas en la lectura, deseé al mismo tiempo alargar el libro lo máximo que pudiese, pero a la vez acortarlo y resolver de inmediato el misterio. Una contradicción andante, sí, pero es que estos libros con la pluma de J. K. Rowling son demasiado para un mortal humano.

No puedo no destacar a los guardianes de la cárcel de magos, Azkaban, o sea, los dementores. A pesar de ser un simple libro, no he podido evitar sentir la misma angustia que Harry al encontrarse con ellos, las descripciones son tan detalladas, pero al mismo tiempo tan ágiles y sencillas que es que es humanamente imposible no sentir lo que el protagonista siente y vivir en su piel lo que él mismo experimenta salvo vivirlo todo con él y leer las páginas como si no hubiera mañana.

«El señor Lunático saluda al profesor Snape y le ruega que aparte la narizota de los asuntos que no le atañen» [...] «El señor Cornamenta está de acuerdo con el señor Lunático y sólo quisiera añadir que el profesor Snape es feo e imbécil» [...] «El señor Canuto quisiera hacer constar su estupefacción ante el hecho de que un idiota semejante haya llegado a ser profesor.» [...] «El señor Colagusano saluda al profesor Snape y le aconseja al muy sucio que se lave el pelo.»

La única y mínima pega que le podría encontrar al libro es parte del final, en realidad el desenlace me ha gustado, le da la guinda final a la novela, el enigma resuelto entremezclado con una nueva historia o detalles de una que se empezó a contar antes. En verdad esas páginas han pasado como un suspiro entre mis manos, embebiéndome de la imaginación de la autora, pero quizás me ha parecido algo demasiado sencillo el desenlace de todo. A pesar de ello, no puedo negar que me ha encandilado y no puedo más que seguir deseando devorar los siguientes libros, disfrutar de las aventuras de los protagonistas como si se tratase de la octava maravilla del mundo y seguir soñando con Hogwarts.
En conclusión, adoro estos libros.
¿Algo que añadir a obras increíblemente perfectas como Harry Potter? <3
Besitos,

viernes, 14 de agosto de 2015

Waiting on Friday #1

¡Hola, holita, amorosos lectores! <3

Primero de todo, el título, no, no me he equivocado, sé que debería ser Waiting on Wednesday, pero veréis, yo siempre ando perdida en mi mundo de nubes de colores y hace poco que quería abrir esta sección en el blog, no para cada semana, pero sí para de vez en cuando, pero, en fin, el miércoles siempre se me iba el día y me había olvidado directamente y de pronto era viernes y me acordaba o me venía mal publicarlo ese día porque hacía nada había subido otra entrada distinta... ¡Entonces! He escogido el viernes, ya que es el día en el que siempre quiero publicar esto, porque me acuerdo, pero no puedo porque fue hace dos días, así que he modificado un poco el nombre y voilà, problema resuelto jajaja. Losé, nunca callo y me enrollo cual persiana persianera (?)
Waiting on Wednesday Friday es una sección que consiste en enseñar cada miércoles algún viernes un libro que aún no ha sido publicado en España pero tú quieres leer. Creada por Breaking the Spine.
No descansará hasta que envíe a cada muerto viviente de nuevo a su tumba. Para siempre.
Si alguien le hubiese dicho a Alice Bell que toda su vida habría cambiado su curso de un latido de corazón a otro, se habría reído. Pero es lo que duró. Un latido. Un parpadeo, un aliento, un segundo, y todo lo que ella había conocido y querido había desaparecido.
Su padre tenía razón. Los monstruos existían.
Para vengar a su familia, Ali tendrá que aprender a luchar contra los no muertos. Para sobrevivir, debe aprender a confiar en el peor de todos los chicos malos, Cole Holland. Pero Cole tiene sus secretos propios, y si Ali no tiene cuidado, esos secretos pueden demostrar ser más peligrosos que los propios zombies.
(Sinopsis traducida por mí)


Se supone que este libro debería de haber salido en español por la mano de Darkiss, pero la editorial ha quebrado y todas mis ganas de tener esta novela de zombies mezclada con el clásico cuento de Alicia en el país de las maravillas, se esfumó en un suspiro.
He oído opiniones súmamente positivas acerca de este inicio de ¿saga? Y nunca —creo— he leído nada de muertos vivientes, por ello esta novela me parece bastante interesante y curiosa. Espero que alguna editorial española —que luego no desaparezca— se anime a publicarlo o sino me haré con él en inglés pronto.

¿Conocíais este libro? ¿Alguno que lo haya leído para corroborar opiniones positivas? :)
Besitos,

martes, 11 de agosto de 2015

Reseña de Harry Potter y la cámara secreta

Harry Potter y la cámara secreta
(J. K. Rowling)
Editorial Salamandra
Tapa dura
288 páginas
16,00€

Saga:
- Harry Potter y la piedra filosofal
- Harry Potter y la cámara secreta
- Harry Potter y el prisionero de Azkaban
- Harry Potter y el cáliz de fuego
- Harry Potter y la orden del fénix
- Harry Potter y el misterio del príncipe
- Harry Potter y las reliquias de la muerte
Sinopsis: Tras derrotar una vez más a lord Voldemort, su siniestro enemigo en Harry Potter y la piedra filosofal, Harry espera impaciente en casa de sus insoportables tíos el inicio del segundo curso del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Sin embargo, la espera dura poco, pues un elfo aparece en su habitación y le advierte que una amenaza mortal se cierne sobre la escuela. Así pues, Harry no se lo piensa dos veces y, acompañado de Ron, su mejor amigo, se dirige a Hogwarts en un coche volador. Pero ¿puede un aprendiz de mago defender la escuela de los malvados que pretenden destruirla? Sin saber que alguien ha abierto la Cámara de los Secretos, dejando escapar una serie de monstruos peligrosos, Harry y sus amigos Ron y Hermione tendrán que enfrentarse con arañas gigantes, serpientes encantadas, fantasmas enfurecidos y, sobre todo, con la mismísima reencarnación de su más temible adversario.
Opinión personal:
Las nuevas aventuras que corren Harry Potter y sus amigos en esta segunda novela no son ni mucho menos peores que su predecesor, pero sí es verdad que ha habido ciertos momentos en los que me ha parecido que el nivel de “perfección”, si es que puede llamarse así, ha bajado un poco al menos. Aunque en eso solo me refiero en respecto a la primera mitad del libro, y es que posee algunos personajes nuevos y otros tantos que cobran más protagonismo que en su anterior que han resultado más que molestos y los primeros muchos capítulos eran espantosamente irritables cuando aparecían los ya mencionados. Podría enumerar la mediana lista de profesores, alumnos o personas varias que me han sacado de quicio en este segundo libro, pero me parece que muchos sois los que habéis leído ya estos libros y sabréis perfectamente a quienes me estoy refiriendo.
—¡Abracadabra! —dijo Harry con voz enérgica—. ¡Pata de cabra! ¡Patatum, patatam!
—¡Mamaaaaaaá! —vociferó Dudley, dando traspiés al salir a toda pastilla hacia la casa—, ¡mamaaaaaaá! ¡Harry está haciendo lo que tú sabes!
Pero bien, una vez comienza la verdadera acción, cuando todo se vuelve tan sumamente lleno de tensión y de cosas de difícil resolución, todo el resto deja de parecer molesto y la novela adquiere un ritmo trepidante —eso sí, no puedo negar que ya lo tuviese de antes, porque me devoré sus casi trescientas páginas en apenas un suspiro— que hará que desees conocer qué está sucediendo en Hogwarts, por qué y cómo nuestros amigos magos podrán resolverlo todo sin heridos.

Harry va cobrando más valía si cabe en este segundo libro, si antes valoraba la amistad que poseía con Ron y Hermione, ahora solo piensa en salvarles y tenerles a su lado en momentos de crisis y, básicamente siempre que puedan, juntos traman planes para misiones que a otros les parecerían suicidas, pero que para ellos se convierten en un coser y cantar. Hermione sigue teniendo un cierto toque de petulancia, pero lo único que consigue es que se convierta en un personaje aún más entrañable; y Ron, queridísimo Ron, es tan… tan… dulce y mono, en serio, ¿a alguien se le puede ocurrir crear a un personaje que en tan poco tiempo se pueda ganar el corazón del lector al completo? Los hermanos gemelos Weasley vuelven a las andadas, un curso más y, aunque a veces se les va un
tanto la olla con sus ideas alocadas, son extremadamente achuchables. ¡Ginny! La hermana más pequeña de los Weasley es absolutamente increíble, es imposible evitar enamorarse de su dulzura e inocencia… No sé por qué olvidé mencionar en mi anterior reseña a Hagrid, el guardabosques de Hogwarts y un gran amigo de nuestros protagonistas, es un grandullón, pero tan, tan, taaan admirable por su fuerza interior de querer ayudar a cada gran criatura, tanto sean dragones o arañas gigantes, como los pequeños personajes principales de la saga. Hay tantos, tantísimos personajes más que me gustaría destacar por una u otra cualidad que sencillamente me faltaría espacio y esto se acabaría por convertir en una mera lista de montones de nombres y adjetivos; así que al menos intentaré comentar algo acerca de ellos en mis siguientes reseñas… ¡espero que en la opinión personal del séptimo no acabe por ser una inmensa lista sin fin! Glups.
─Es un poco pequeña ─se apresuró a decir Ron─, a diferencia de la habitación que tenías en casa de los muggles. Además, justo aquí arriba está el espíritu del ático, que se pasa todo el tiempo golpeando las tuberías y gimiendo…
Pero Harry le dijo con una amplia sonrisa:
─Es la mejor casa que he visto nunca.
¿Qué puedo decir de la trama que no haya dicho ya anteriormente? Me encanta Hogwarts, el mundo creado por J. K. Rowling sobrepasa incluso lo mágico, la de aventuras que pueden correr nuestros tres protagonistas gracias a su valía y a su querer desentrañar secretos y salvar la propia escuela. Todo es demasiado perfecto, inquietante a su vez y también sumamente emocionante. ¡Una nueva aventura que se convierte en una trepidante trama que, de nuevo, no desearás que acabe!
—No confíes en cosas que tengan la capacidad de pensar pero de las cuales no sepas dónde tienen el cerebro.
Una vez más me ha resultado un final apabullantemente asombroso, sí, volvía a no acordarme de lo que sucedía de verdad, solo trazos sueltos y sin sentido, pero todo el final, todo, TODO es genial. Apenas ocurren en poquísimas páginas muchísimas cosas y desvelaciones increíbles, pero obviamente con esta autora nada sale precipitado, todo a su debido tiempo y todo bien organizado. A veces me tenía que parar a releer un párrafo entero porque con la emoción de lo que estaba sucediendo, se me iba la pinza y leía sin comprender lo que sucedía, hasta tal punto es importante cada frase y hasta tal punto es tan adictivo.
Harry Potter y la cámara secreta está llena de, como el propio título indica, secretos a montones, misterios sin desvelar; va fortificando una amistad duradera ya, aunque no pueda negar el hecho de que por cierta personalidad de ciertos personajes no ha llegado a la altura del primero, lo he disfrutado como una enana y ahora lo único que pienso es que ¡llevo apenas dos libros, pero ya sé que los cinco que me quedan me sabrán a poco y voy a querer más!
¿Alguien más que no haya leído los libros? ¿Cuál es vuestro favorito de  la saga? :)
Besitos,

domingo, 9 de agosto de 2015

Citas #15: Harry Potter ♥

¡Buenos días, buenos días! ^-^

Cuando esta entrada esté subida, la señorita Dyalia estará por tierras de Asturias quizás con algo de wifi, pero que no dé para mucho, por ello, soy una entrada programada y hecha con amor y cariño para que no penséis que la administradora ha vuelto a desaparecer como otras tantas veces durante este año; porque ella se asegurará de que así no pase.
Hay otras tantas entradas programadas para futuros días con secciones varias y reseñas; lo malo es que no podrá pasarse por vuestros amorosos blogs, así que a la vuelta lo más seguro es que se dé un empacho a entradas perdidas y comentarios varios por vuestros blogs.

Tras esta breve explicación, vayamos a lo que de verdad importa ¡citas! ¡De Harry Potter! Al menos de los libros que he leído hasta ahora porque... buff, ¡escribiría una entrada por cada libro de citas y citas y ciiiitas! Pero pronto me echaríais de aquí por no enseñaros más libros nuevos o antiguos, así que lo más seguro es que cuando me termine el séptimo seguramente vuelva con una entrada más de citas de libros conjuntos de la saga, obviamente todos sin spoilers. Ya que sé que alguno quedará que no haya leído los libros o, si de pronto me veo en la imperiosa necesidad de poner una que desvele algo en la trama, estará todo debidamente señalado.

Buff, hoy estoy parlanchina me parece, mejor vamos ya al lío, que luego esto no lo lee nadie jajaja.

Harry Potter y la piedra filosofal:
—Menos mal que está oscuro. No me he ruborizado tanto desde que la señora Pomfrey me dijo que le gustaban mis nuevas orejeras.  
(Albus Dumbledore)

—¿Una carta? Dumbledore, ¿de verdad cree que puede explicarlo todo en una carta? ¡Esa gente jamás comprenderá a Harry! ¡Será famoso… una leyenda… no me sorprendería que el día de hoy fuera conocido en el futuro como el día de Harry Potter! Escribirán libros sobre Harry… todos los niños del mundo conocerán su nombre.
(Minerva McGonagall)

Hay algunas cosas que no se pueden compartir sin terminar unidos, y derrumbar un trol de tres metros y medio es una de esas cosas.

—¡Todo el dinero y la vida que uno pueda desear! Las dos cosas que la mayor parte de los seres humanos elegirían… El problema es que los humanos tienen el don de elegir precisamente las cosas que son peores para ellos.
(Albus Dumbledore)

—El miedo a un nombre aumenta el miedo a la cosa que se nombra.
(Albus Dumbledore)

Harry Potter y la cámara secreta:
—No son las habilidades lo que demuestra lo que somos, son nuestras decisiones.
(Albus Dumbledore)

—He oído que odias a esos muggles con los que vives —dijo Ernie apresuradamente.
—No es posible vivir con los Dursley sin odiarlos —dijo Harry—. Me gustaría que lo intentaras.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban:
—Pensé que no podía haber nada peor que cuando trajeron los doscientos ejemplares del Libro invisible de la invisibilidad. Costaron una fortuna y nunca los encontramos…
(Propietario de Flourish y Blotts)

—Me parece que tienes una salud estupenda, Potter, así que me disculparás que no te perdone hoy los deberes de mañana. Te aseguro que si te mueres no necesitarás entregarlos.
(Minerva McGonagall)

—Se puede vivir sin alma, mientras sigan funcionando el cerebro y el corazón. Pero no se puede tener conciencia de uno mismo, ni memoria, ni nada. No hay ninguna posibilidad de recuperarse. Uno se limita a existir. Como una concha vacía. 
(Remus Lupin)

¿Cuál es vuestra cita favorita? ¿Alguna que me haya olvidado? :)
Besitos,

martes, 4 de agosto de 2015

Reseña de Harry Potter y la piedra filosofal

Harry Potter y la piedra filosofal
(J. K. Rowling)
Editorial Salamandra
Tapa dura
256 páginas
15,00€

Saga:
- Harry Potter y la piedra filosofal
- Harry Potter y el prisionero de Azkaban
- Harry Potter y el cáliz de fuego
- Harry Potter y la orden del fénix
- Harry Potter y el misterio del príncipe
- Harry Potter y las reliquias de la muerte
Sinopsis: Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el colegio interno Hogwarts de magia y hechicería. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular. En esa escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes. Se convertirá en el campeón escolar de quidditch, especie de fútbol aéreo que se juega montado sobre escobas, y se hará un puñado de buenos amigos... aunque también algunos temibles enemigos. Pero sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino. Pues, aunque no lo parezca a primera vista, Harry no es un chico común y corriente. ¡Es un verdadero mago!
Opinión personal:
Harry Potter es una historia mágica, dulce e increíble, atrapada entre unas tapas de cartón, un libro que respira por sí mismo mientras vas pasando sus páginas una a una y embebiéndote de la historia que cuenta; hace que el amor a un libro se lleve a límites insospechables y que desees volver a ser ese niño de hace tantos años que ni te acuerdas, aunque ahora seas poco más que un adolescente y no hayan sido tantos años los que han pasado desde entonces.
—Fred, eres el siguiente.
—No soy Fred, soy George. ¿De veras, mujer, puedes llamarte nuestra madre? ¿No te das cuenta de que yo soy George?
—Lo siento, George, cariño.
—Estaba bromeando, soy Fred.
No sé si os habréis dado cuenta pero yo no había leído aún la saga de Harry Potter, me intentaba considerar lectora sin haber probado aun todavía la pluma que me ha vuelto loca, esa prosa que me ha hecho desear que las páginas no se escurriesen tan deprisa entre mis dedos, que el final no llegase tan pronto y mi corazón encogido volviese a latir como siempre. No puedo sino soñar con desear vivir en Hogwarts cada noche que cierro los ojos, de teletransportarme al enorme castillo de pasillos sin fin y esquinas laberínticas, de ser una estudiante más en un mundo donde la magia existe y las plumas vuelan con un simple hechizo y un movimiento de mano.
—Hagrid lo traerá.
—¿Le parece… sensato… confiar a Hagrid algo tan importante como eso?
—A Hagrid, le confiaría mi vida —dijo Dumbledore.

Pero no, ya me detengo, dejo de decir todas esas palabras sin sentido con las que podría llenar párrafos y párrafos de locura extrema, de un mundo que desearía que existiese de verdad porque, a pesar de no ser ya esa niña que veía entusiasmada las películas de un Harry Potter de hace años, sigo manteniendo esa cálida sensación que me producía ver las imágenes sucederse en una historia increíble, en frases calcadas a un libro que hace nada se regocijaba entre mis manos.

Pero no paro, no puedo, no es tan sencillo, solo espero poder dejar constancia de ciertos detalles que me muero por destacar entre este mar de sinsentido, como los personajes… ¿cómo pueden existir personajes tan curiosamente irritantes como Hermione pero al mismo tiempo tan adorables? ¿Tan patosos y al mismo tiempo tan entrañables como Ron? ¿Tan especiales y tan valientes como Harry? ¿Tan desquiciables y odiosos como Malfoy? En verdad no puedo describir con palabras lo grandiosos que me parecen, lo increíblemente bien perfilados que están… La amistad entre Harry, Ron y Hermione es absolutamente preciosa, de esas que aparecen de la nada, inesperadas, como de cuento, pero que perduran más que cualquiera que puedan ser mil veces premeditada; una amistad fuerte y dura desde sus cimientos y tan… tan… encantadora.
—Las cicatrices pueden ser útiles. Yo tengo una en la rodilla izquierda que es un diagrama perfecto del metro de Londres.
Solía encontrar novelas buenas, que apareciesen en mi mente continuamente tras apartar la contracubierta y que desearía releer en un futuro, cuando fuese, pero en realidad este libro en el mero instante en que estaba leyéndolo, pasando las páginas una a una con voracidad, ya deseaba volver  leerlo una vez más, las que fuesen, hasta que se le cayesen las hojas, hasta que las letras se emborronasen, hasta que me supiese los diálogos de memoria y pudiese recitar el libro de principio a fin, sin tartamudeos o pausas. El argumento es tan… mágico, tan indescriptible, que podría hablar de él eternamente, pero nunca lo diría todo, porque hay cosas que no se pueden describir, hay cosas que no tienen sentido contarlas porque no designarían ni un mínimo detalle de lo que es en verdad: una ensoñación ansiada, un mundo del que no querrías salir, un algo increíble que desearías guardar para visitar cada día, cada hora, cada instante… Demasiado perfecto para ser real, como tal.
—¡Libros! ¡Inteligencia! Hay cosas mucho más importantes, amistad y valentía y… ¡Oh, Harry, ten cuidado!
J. K. Rowling no es que se haya convertido en una de mis escritoras favoritas de todos los libros que he leído y aún tengo por leer, sino que se ha ganado un lugar de oro entre mis libros, mis sueños, mis… todo. ¿Cómo una mujer tan normal y corriente puede tener tal talante al escribir? Para con palabras sencillas crear algo que te envuelve y te atrapa y no te deja salir, no porque no quiera, sino porque no lo quieres tú y prefieres acurrucarte entre sus diálogos y descripciones y dormirte entre un mar de letras.

Podría decir que sabía lo que iba a ocurrir, que recordaba cada escena desde el inicio hasta su final… pero el tiempo hace que las cosas se olviden y, aunque siempre a veces deteste esa memoria tan estúpida que tengo, no puedo negar que lo he agradecido mínimamente en este caso, porque incluso el final se había borrado de mi cabeza hasta que no llegué a ese último e infartante capítulo, las imágenes se sucedían en mi cabeza como si lo que estaba leyendo fuese en realidad la película que vi hace mil.
«—Os aseguro que los dragones son los animales más horribles que conozco, pero para Hagrid es como si fuera un osito de peluche. Cuando me mordió, me hizo salir porque, según él, yo lo había asustado. Y cuando me fui le estaba cantando una canción de cuna.»
Podría amar este libro eternamente y yo creo que lo haré, si de algo me arrepiento es de no haberme enamorado antes de Harry Potter, en realidad no sé lo que he estado leyendo hasta ahora y tengo miedo de que el resto me parezca una basura en comparación, porque para mí pocas, poquísimas novelas me han enamorado hasta tal punto y, si os soy sincera y mi memoria no me falla, nunca he leído algo que me haya hecho sentir igual, que haya metido su mano en mi interior y me haya acariciado hasta el alma, que me haya hecho suspirar por lo bonito que es todo y recordar momentos de pequeña en los cuales me pegaba a la pantalla del televisor para ver las películas y recordar sus escenas y palabras pronunciadas.
Ahora bien, si es que de verdad queda algún lector aparte de mí que no haya leído esta maravillosa novela y las tantas otras que le siguen, debéis hacerlo, no lo alarguéis como yo, no porque os vaya a decepcionar con la edad, para nada, Harry Potter es una saga para todas las edades, no está ni una sola pizca sobrevalorada. Disfrutar de este libro es como volver a tener seis años aunque el protagonista tenga once. Te enamorarás, soñarás sin fin, volarás en tu escoba imaginaria y empezarás a buscar tu carta por los recovecos de tu casa, segura que te han escondido desde pequeña que eres una bruja.
Me encantaría hablar indefinidamente de este libro, pero todavía tendré otras seis reseñas que hacer para este blog de esta maravillosa saga, así que, por hora, me callaré y quiero vuestros comentario amorosos acerca de este increíble libro <3
Besitos,