martes, 13 de octubre de 2015

Los colores olvidados y otros relatos ilustrados

Los colores olvidados y otros relatos ilustrados
Silvia Guirado (Escritora)
David García Forés, Desiree Arancibia, Marta García Pérez (Ilustradores)
Play Attitude
108 páginas
Toda la información acerca de este pack y otros en su página web

Saga:
- Los colores olvidados
- La inspiración dormida
Opinión personal:
¿Alguna vez os ha pasado que entráis en una estancia y, sea por la atmósfera, las personas, el ambiente o sea por lo que sea, os habéis sentido resguardados, cuidados, protegidos? Como un lugar con encanto propio, un sitio acogedor que mima y cuida al que entra… Bien, pues así es como me he sentido al abrir esta novela: como si me arropasen cálidamente, como si tras un mal día llegase a casa y me recibiesen con un abrazo de oso, de esos que quitan todo el mal humor. En realidad quiero destacar tantos aspectos, hablar de todos los detalles, elogiar tantas cosas que sospecho que esta reseña será de las más largas y de las que más cariño ponga en ellas, porque quiero dejar claro todo-todo y cuando digo todo, es absolutamente cada sutil detalle que me ha emocionado del libro y de sus extras.

Y ahora llega el momento en el cual no sé por dónde empezar porque las palabras se atascan entre mis dedos y pienso que todo lo que pueda decir no va a ser ni la sombra de lo que es en verdad, pero voy a intentarlo.

Hace años que “Los colores olvidados y otros relatos ilustrados” salió a la venta, las tiradas se acabaron, se reeditaron… pero justamente este mes de octubre han lanzado varios packs magníficos con extras verdaderamente preciosos y hoy yo vengo a hablaros de uno de ellos, como podéis observar por las fotos que os dejo en los márgenes de la reseña todo está maravillosamente cuidado, se denota el mimo y el cariño en cada detalle y supongo que comprenderéis que me falten las palabras para definir y hablar de todo ello —por algo llevo párrafos infinitos y aún no he dicho una sola cosa coherente—.

El libro… es uno de los muchos que he leído a lo largo de toda mi vida como lectora y puedo decir que es uno de los que más emociones me ha hecho sentir: he soñado, he reído, he vivido, he reflexionado, he llorado, me ha emocionado… son tantos los sentimientos que me ha podido provocar un relato de escasas páginas que aún me maravillo del poder de la pluma de Silvia Guirado y de las ilustraciones de David, Desiree y Marta. Todo se entremezcla con tal perfecta armonía que es abrir el libro y desear empaparte de sus historias, de hacerte pensar, de sentir cómo tu corazón se comprime por el significado de sus frases y… suspiraría sin cesar al hablar de esta novela, me gustaría hablar de cada uno de los relatos, de volver a soñar despierta, pero este no es un libro como cualquier otro de otras muchas páginas, este es un libro que, en poquísimas, te hace sentir tales cosas que un libro de doscientas, quinientas o mil no se acercaría siquiera, con lo cual, lo mejor es introducirse en su lectura con los ojos cerrados —metafóricamente hablando, claro—.

Asimismo, hablaría de sus personajes, llenaría frases y frases, algunas muchas sin coherencia o sin lógica ni sentido —aunque sean sinónimos—, pero sería difícil entenderme si no habéis leído todavía el libro, por ello, destacaré a Carmesina y al Gato Negro, los cuales, en mi opinión, me parecen los mejores y me han robado el corazón en cuestión de segundos —los otros personajes también son absolutamente geniales, ¡no me malinterpretéis! Solo que ambos mencionados tienen tal carisma, son tan entrañables, tan dulces y tan ellos que con apenas leer el primer relato ya te quedas con una sonrisa tanta en la cara, abrazarte al libro y dar vueltas con él como acompañante de baile—; Carmesina es una niña muy, muy peculiar, tanto por ser una nota de color en un mundo gris como por su única e incomparable personalidad, es imposible describirla con palabras… el caso es conseguir el libro como sea, ¡debéis conocerla! Y el Gato Negro es uno de los personajes animales que he conocido y que más adorable me ha resultado… lleva toda su vida siendo bordeado, insultado, siendo el malo de la película porque a alguien, en un pasado remoto, se le ocurrió etiquetar a los gatos negros como los portadores de la mala suerte, ¿por qué llamar malo a una criatura inocente que no tiene la culpa de nacer de un color determinado?
Como he dicho antes, me encantaría poder hablar de más personajes y de sus respectivos relatos, pero me faltaría mucho, MUCHO espacio y, es más, ¿qué gracia tendría conocerlos si ya os los presento aquí? El caso es sorprenderse con sus formas de ser, enamorándonos de sus historias, siendo parte de ellas, viviendo en su piel, sonriendo con ellos. Lo único que haré para abriros más la boca es dejaros algunos títulos, a cada cual más curioso e intrigante: Serafin, el desafinado; No creo en la mala suerte; Hazme el humor; Los pequeños placeres; Futuro imperfecto; Imaginando nuevos mundos… ¿Qué pensáis? Os aseguro que las historias creadas debajo de esos sugerentes títulos conllevan más sorpresas de las que cabría esperar.

La pluma de Silvia Guirado es fantástica, asombrosa, hechizantemente envolvente o quizás evolventemente hechizante… tras leer tantas historias suyas casi ni sé cómo definir la perfección en la que me he visto sumergida al leer los preciosos relatos. Que, por cierto, hablado de precioso… ¿veis todas estas imágenes tan cuquísimas, magnificas y sorprendentemente geniales? No puedo más que elogiar una y otra vez las obras maestras de los ilustradores, cada uno de los dibujos se amoldan espléndidamente a cada una de las historias contadas, poder leer y al mismo tiempo derretirse ante la belleza del arte del dibujo es un verdadero orgasmo literario. Todos los dibujos no podrían haber estado ahí sin sus respectivas historias contadas y viceversa, se complementan, se llenan los unos a los otros creando algo indescriptible —lo siento, ¡se me han acabado las palabras!—. ¿Sabéis cómo es eso de emocionar hasta al más insensible? Pues eso lo consigue esta novela, si os soy sincera, nunca he llorado con un libro —luego me convierto en una magdalena al ver una película, así que no tiene ningún sentido—, pero estos relatos son, aunque cortos, tan intensos que despiertan dentro algo dormido, afloran las lágrimas incluso a mí: de tristeza, de una felicidad inconmensurable, de crueldad… Sientes cada historia como su la estuvieses viviendo en ti mismo: acelera los corazones como si fuese su manera de vivir.
Por último en respecto al libro, no puedo olvidar mencionar sus enseñanzas, sus moralejas, sus valores… podéis llamarlo de la manera que queráis, porque este libro tiene tantas que, a cada una de cada historia le podéis poner un nombre propio para incluirlas en vuestras vidas como uno más en la familia. Son tantas las enseñanzas que se pueden encontrar, no se queda en una por cada relato, podemos casi encontrar una en cada escena, en cada frase escrita… —exagero “un poquito”, pero se entiende, ¿no?— ¡y lo más seguro es que haya obviado otras tantas que haya escondidas!

Como he dicho antes —dejando el libro por un momento y volviendo a lo que dije hace años… digo, párrafos atrás—, lo que yo tengo es parte de uno de los packs que ha sacado Play Attitude y no puedo no hablar de los extras que contiene… ¡son tan fantásticos! Bien, creo que empezaré por el CD, contiene una o dos canciones para cada una de las historias que, a lo mejor en un principio no tengan mucho sentido, pero al inicio puedes dejarte embelesar por el dulce sonido de un piano, de una guitarra o un bajo o ¡quizás de todo a la vez! Pero una vez hayas leído el libro, escuchar las canciones es volver a evocar las frases de las historias, los momentos que cuentan, los personajes encerrados —o liberados— entre sus páginas y sentir como si lo estuvieses releyendo de nuevo.
¡El cuaderno de bitácora! Es pequeño, pero he disfrutado como una enana viendo, leyendo y maravillándome sobre cómo se ha ido creado cada relato, es una manera de sentirse más cercano, tanto a la escritora, como a los ilustradores y, no puedo negarlo, pero es un detalle extraordinario; curiosidades, dibujos de más que no aparecen en el libro, bocetos, anécdotas… solo de recordarlo me apetece volver a abrirlo y perderme unos instantes en la creación del libro, es demasiado para una lectora voraz y muy amante de las novelas ilustradas, si os soy sincera y aunque suene lo más extraño y desorbitado —¡es la verdad!— cada vez que miro cada uno de los componentes del pack, me siento como una niña el día de Navidad, porque aunque lo haya visto y remirado todo unas decenas de veces, sé que cada vez voy a descubrir un detalle sutil y magnífico que había pasado inadvertido antes.

¿Veis estas preciosas postales a vuestra derecha? Desearía enmarcarlas y admirarlas cada día… ¡por no hablar de la ilustración de Carmesina y el Gato Negro! ¿Puede haber algo más perfecto que una lámina con los dos personajes más queridos por mí? Sí, que la tenga encima de mi cama y la pueda contemplar y saborear cada mañana —para que luego intente convenceros de que estoy cuerda…—.

¿Qué más puedo decir acerca de algo tan bonito? Yo lo guardo todo como un verdadero tesoro, para mí ya se ha convertido en uno de mis bebés —libros— privilegiados; a lo mejor es muy caro, no lo voy a negar, pero lo que sí os puedo asegurar es que vale muchísimo la pena, no es uno de esos libros que lees y los añades a tu lista de libros leídos del año sin más —solo de pensar en eso en respecto a “Los colores olvidados y otros relatos ilustrados” y ya me recorren escalofríos…—, es uno de esos libros que cuidaréis como si se tratase del tesoro más preciado del universo, es tan corto que apenas se puede releer en un par de horas, te hace pensar de tal manera que muchos libros ni siquiera se acercarían y las emociones que aflora… Y sus detalles, su lámina, las postales, el CD, el cuaderno de bitácora… son pequeños —enormes— extras que pueden no ser mucho, pero al mismo tiempo lo son todo.
Los colores olvidados y otros relatos ilustrados —con su respectivo pack— es una obra maestra, una edición cuidada con mimo, donde cada detalle cuenta, donde cada ilustración te hace soñar y cada relato se acurrucará dentro de ti para vivir en un huequito especial.
¿Lo habéis leído antes? Si la respuesta es negativa, ¿a qué esperáis?
Besitos,

4 comentarios:

  1. ¡¡Que edición más monosa!!
    No creo que me haga con él porque no soy muy de estos libros aunque a veces me apetecen :P
    Besoos infinitos~!

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    Sin dudas quiero este pack en mi vida *__* ¡Pero que preciosidad de edición! Y seguro que los relatos son geniales.
    un besote!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima!!

    No se si te lo he dicho alguna vez pero me gustan mucho tus reseñas, te expresas muy bien y haces metáforas muy adecuadas. No es peloteo, es cierto ;P Y en lo que respecta al libro, ya solo por las ilustraciones tan preciosas que tiene, merece la pena comprarlo, pero si luego te encuentras con una historia que te emociona y es capaz de hacerte sentir tanto, es que sin duda hay que leerlo =)

    Muchos besitos corazón!! =)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Me he creado un blog hace poquito ¡y me haría mucha ilusión que te pasaras! Tengo una entrada en la que hablo sobre dónde encontrar libros baratos por si te gustaría leerla.

    Un abrazo enorme,

    Utah ♡

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)