martes, 4 de agosto de 2015

Reseña de Harry Potter y la piedra filosofal

Harry Potter y la piedra filosofal
(J. K. Rowling)
Editorial Salamandra
Tapa dura
256 páginas
15,00€

Saga:
- Harry Potter y la piedra filosofal
- Harry Potter y el prisionero de Azkaban
- Harry Potter y el cáliz de fuego
- Harry Potter y la orden del fénix
- Harry Potter y el misterio del príncipe
- Harry Potter y las reliquias de la muerte
Sinopsis: Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el colegio interno Hogwarts de magia y hechicería. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular. En esa escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes. Se convertirá en el campeón escolar de quidditch, especie de fútbol aéreo que se juega montado sobre escobas, y se hará un puñado de buenos amigos... aunque también algunos temibles enemigos. Pero sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino. Pues, aunque no lo parezca a primera vista, Harry no es un chico común y corriente. ¡Es un verdadero mago!
Opinión personal:
Harry Potter es una historia mágica, dulce e increíble, atrapada entre unas tapas de cartón, un libro que respira por sí mismo mientras vas pasando sus páginas una a una y embebiéndote de la historia que cuenta; hace que el amor a un libro se lleve a límites insospechables y que desees volver a ser ese niño de hace tantos años que ni te acuerdas, aunque ahora seas poco más que un adolescente y no hayan sido tantos años los que han pasado desde entonces.
—Fred, eres el siguiente.
—No soy Fred, soy George. ¿De veras, mujer, puedes llamarte nuestra madre? ¿No te das cuenta de que yo soy George?
—Lo siento, George, cariño.
—Estaba bromeando, soy Fred.
No sé si os habréis dado cuenta pero yo no había leído aún la saga de Harry Potter, me intentaba considerar lectora sin haber probado aun todavía la pluma que me ha vuelto loca, esa prosa que me ha hecho desear que las páginas no se escurriesen tan deprisa entre mis dedos, que el final no llegase tan pronto y mi corazón encogido volviese a latir como siempre. No puedo sino soñar con desear vivir en Hogwarts cada noche que cierro los ojos, de teletransportarme al enorme castillo de pasillos sin fin y esquinas laberínticas, de ser una estudiante más en un mundo donde la magia existe y las plumas vuelan con un simple hechizo y un movimiento de mano.
—Hagrid lo traerá.
—¿Le parece… sensato… confiar a Hagrid algo tan importante como eso?
—A Hagrid, le confiaría mi vida —dijo Dumbledore.

Pero no, ya me detengo, dejo de decir todas esas palabras sin sentido con las que podría llenar párrafos y párrafos de locura extrema, de un mundo que desearía que existiese de verdad porque, a pesar de no ser ya esa niña que veía entusiasmada las películas de un Harry Potter de hace años, sigo manteniendo esa cálida sensación que me producía ver las imágenes sucederse en una historia increíble, en frases calcadas a un libro que hace nada se regocijaba entre mis manos.

Pero no paro, no puedo, no es tan sencillo, solo espero poder dejar constancia de ciertos detalles que me muero por destacar entre este mar de sinsentido, como los personajes… ¿cómo pueden existir personajes tan curiosamente irritantes como Hermione pero al mismo tiempo tan adorables? ¿Tan patosos y al mismo tiempo tan entrañables como Ron? ¿Tan especiales y tan valientes como Harry? ¿Tan desquiciables y odiosos como Malfoy? En verdad no puedo describir con palabras lo grandiosos que me parecen, lo increíblemente bien perfilados que están… La amistad entre Harry, Ron y Hermione es absolutamente preciosa, de esas que aparecen de la nada, inesperadas, como de cuento, pero que perduran más que cualquiera que puedan ser mil veces premeditada; una amistad fuerte y dura desde sus cimientos y tan… tan… encantadora.
—Las cicatrices pueden ser útiles. Yo tengo una en la rodilla izquierda que es un diagrama perfecto del metro de Londres.
Solía encontrar novelas buenas, que apareciesen en mi mente continuamente tras apartar la contracubierta y que desearía releer en un futuro, cuando fuese, pero en realidad este libro en el mero instante en que estaba leyéndolo, pasando las páginas una a una con voracidad, ya deseaba volver  leerlo una vez más, las que fuesen, hasta que se le cayesen las hojas, hasta que las letras se emborronasen, hasta que me supiese los diálogos de memoria y pudiese recitar el libro de principio a fin, sin tartamudeos o pausas. El argumento es tan… mágico, tan indescriptible, que podría hablar de él eternamente, pero nunca lo diría todo, porque hay cosas que no se pueden describir, hay cosas que no tienen sentido contarlas porque no designarían ni un mínimo detalle de lo que es en verdad: una ensoñación ansiada, un mundo del que no querrías salir, un algo increíble que desearías guardar para visitar cada día, cada hora, cada instante… Demasiado perfecto para ser real, como tal.
—¡Libros! ¡Inteligencia! Hay cosas mucho más importantes, amistad y valentía y… ¡Oh, Harry, ten cuidado!
J. K. Rowling no es que se haya convertido en una de mis escritoras favoritas de todos los libros que he leído y aún tengo por leer, sino que se ha ganado un lugar de oro entre mis libros, mis sueños, mis… todo. ¿Cómo una mujer tan normal y corriente puede tener tal talante al escribir? Para con palabras sencillas crear algo que te envuelve y te atrapa y no te deja salir, no porque no quiera, sino porque no lo quieres tú y prefieres acurrucarte entre sus diálogos y descripciones y dormirte entre un mar de letras.

Podría decir que sabía lo que iba a ocurrir, que recordaba cada escena desde el inicio hasta su final… pero el tiempo hace que las cosas se olviden y, aunque siempre a veces deteste esa memoria tan estúpida que tengo, no puedo negar que lo he agradecido mínimamente en este caso, porque incluso el final se había borrado de mi cabeza hasta que no llegué a ese último e infartante capítulo, las imágenes se sucedían en mi cabeza como si lo que estaba leyendo fuese en realidad la película que vi hace mil.
«—Os aseguro que los dragones son los animales más horribles que conozco, pero para Hagrid es como si fuera un osito de peluche. Cuando me mordió, me hizo salir porque, según él, yo lo había asustado. Y cuando me fui le estaba cantando una canción de cuna.»
Podría amar este libro eternamente y yo creo que lo haré, si de algo me arrepiento es de no haberme enamorado antes de Harry Potter, en realidad no sé lo que he estado leyendo hasta ahora y tengo miedo de que el resto me parezca una basura en comparación, porque para mí pocas, poquísimas novelas me han enamorado hasta tal punto y, si os soy sincera y mi memoria no me falla, nunca he leído algo que me haya hecho sentir igual, que haya metido su mano en mi interior y me haya acariciado hasta el alma, que me haya hecho suspirar por lo bonito que es todo y recordar momentos de pequeña en los cuales me pegaba a la pantalla del televisor para ver las películas y recordar sus escenas y palabras pronunciadas.
Ahora bien, si es que de verdad queda algún lector aparte de mí que no haya leído esta maravillosa novela y las tantas otras que le siguen, debéis hacerlo, no lo alarguéis como yo, no porque os vaya a decepcionar con la edad, para nada, Harry Potter es una saga para todas las edades, no está ni una sola pizca sobrevalorada. Disfrutar de este libro es como volver a tener seis años aunque el protagonista tenga once. Te enamorarás, soñarás sin fin, volarás en tu escoba imaginaria y empezarás a buscar tu carta por los recovecos de tu casa, segura que te han escondido desde pequeña que eres una bruja.
Me encantaría hablar indefinidamente de este libro, pero todavía tendré otras seis reseñas que hacer para este blog de esta maravillosa saga, así que, por hora, me callaré y quiero vuestros comentario amorosos acerca de este increíble libro <3
Besitos,

13 comentarios:

  1. ¡Hola! ¡Qué bonita reseña! Yo estoy releyendo toda la saga, ya he terminado el quinto y uff... Este primer libro como relectura no ha sido el mejor, lo veo mucho más infantil y aunque me gusta, va tan rápido, termina muy pronto y todavía Harry no es lo suficiente maduro como para reflexionar cómo sí lo hará más tarde. El cuarto y el quinto me gustaron más, pero el primero, en fin, es el comienzo.

    ¡Saludos de una fan a otra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que he oído mucho el hecho de que Harry no es del todo maduro en este primer libro y que de entre los últimos están los mejores, pero al ser la primera vez que lo leo y teniendo el protagonista once años me ha parecido lo más cuqui y perfecto <3
      Pero si decís que cuando más avanzan los libros, mejor, tengo unas inmensas ganas de seguir *-*
      ¡Gracias por el comentario! ^-^

      Eliminar
  2. Ohhhh, ¡no sé cómo aún no habías leído Harry Potter! :P Yo fui leyendo la saga de libros a medida que crecía -puede decirse que fui creciendo poco a poco junto con Harry, Ron y Hermione- y recuerdo la dolorosa espera entre un libro y el siguiente, y lo rápido que los devoraba una vez que caían en mis manos. Es, sin duda, la saga de libros que más veces he releído y sé que en un futuro volveré a hacerlo porque son absolutamente maravillosos :) Espero que digas disfrutando del resto :D

    Un beso, Dyalia ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ois, jo, en realidad me arrepiento de no haber ido creciendo con ellos como el resto de lectores porque habría sido una maravilla —excepto la espera jajaja—, pero de todos modos los estoy disfrutando ahora como si fuese otra vez una niña y es asdfghjkl <3
      ¡Gracias por el comentario, Vir! ^-^

      Eliminar
  3. Me encanta HP, soy una Potterhead de los pies a la cabeza
    un besote

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No he leído todavía esta saga pero lo estoy deseando *.*
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ais, pues espero que cuando lo hagas los disfrutes muchísimo <3

      Eliminar
  5. Hola! Nos encanta Harry Potter, cada dos por tres estamos haciendo maratones y cosas así. Con tu reseña nos has dado ganas de volver a leer la saga desde el principio. Es genial!

    Un besazo!! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esta saga merece ser releída montones de veces <3

      Eliminar
  6. ¡Hola! Yo empecé hace poco la saga y la verdad es que es adictivo y muy entretenido.De hecho,se ha convertido en una de mis sagas favoritas.
    Un beso (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff, saga preferida y prosa favorita supongo, porque no hay quien se resista a las maravillas que crea J. K. Rowling <3

      Eliminar
  7. hola ^^

    que sorpresa me llevé al descubrir tu blog gracias a una amiga que te seguía
    me gusta mucho tu diseño , es muy bonito :D sobre Harry Potter me encantan estos libros son una maravilla ^^
    yo me quedo por tu blog espero que te pasas por el mío si encuentras algún huequillo

    un gran saludo,
    Rocío!

    ResponderEliminar
  8. Los he descubierto este año y estoy como las locas con la saga xDD

    Besotes

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)