martes, 11 de agosto de 2015

Reseña de Harry Potter y la cámara secreta

Harry Potter y la cámara secreta
(J. K. Rowling)
Editorial Salamandra
Tapa dura
288 páginas
16,00€

Saga:
- Harry Potter y la piedra filosofal
- Harry Potter y la cámara secreta
- Harry Potter y el prisionero de Azkaban
- Harry Potter y el cáliz de fuego
- Harry Potter y la orden del fénix
- Harry Potter y el misterio del príncipe
- Harry Potter y las reliquias de la muerte
Sinopsis: Tras derrotar una vez más a lord Voldemort, su siniestro enemigo en Harry Potter y la piedra filosofal, Harry espera impaciente en casa de sus insoportables tíos el inicio del segundo curso del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Sin embargo, la espera dura poco, pues un elfo aparece en su habitación y le advierte que una amenaza mortal se cierne sobre la escuela. Así pues, Harry no se lo piensa dos veces y, acompañado de Ron, su mejor amigo, se dirige a Hogwarts en un coche volador. Pero ¿puede un aprendiz de mago defender la escuela de los malvados que pretenden destruirla? Sin saber que alguien ha abierto la Cámara de los Secretos, dejando escapar una serie de monstruos peligrosos, Harry y sus amigos Ron y Hermione tendrán que enfrentarse con arañas gigantes, serpientes encantadas, fantasmas enfurecidos y, sobre todo, con la mismísima reencarnación de su más temible adversario.
Opinión personal:
Las nuevas aventuras que corren Harry Potter y sus amigos en esta segunda novela no son ni mucho menos peores que su predecesor, pero sí es verdad que ha habido ciertos momentos en los que me ha parecido que el nivel de “perfección”, si es que puede llamarse así, ha bajado un poco al menos. Aunque en eso solo me refiero en respecto a la primera mitad del libro, y es que posee algunos personajes nuevos y otros tantos que cobran más protagonismo que en su anterior que han resultado más que molestos y los primeros muchos capítulos eran espantosamente irritables cuando aparecían los ya mencionados. Podría enumerar la mediana lista de profesores, alumnos o personas varias que me han sacado de quicio en este segundo libro, pero me parece que muchos sois los que habéis leído ya estos libros y sabréis perfectamente a quienes me estoy refiriendo.
—¡Abracadabra! —dijo Harry con voz enérgica—. ¡Pata de cabra! ¡Patatum, patatam!
—¡Mamaaaaaaá! —vociferó Dudley, dando traspiés al salir a toda pastilla hacia la casa—, ¡mamaaaaaaá! ¡Harry está haciendo lo que tú sabes!
Pero bien, una vez comienza la verdadera acción, cuando todo se vuelve tan sumamente lleno de tensión y de cosas de difícil resolución, todo el resto deja de parecer molesto y la novela adquiere un ritmo trepidante —eso sí, no puedo negar que ya lo tuviese de antes, porque me devoré sus casi trescientas páginas en apenas un suspiro— que hará que desees conocer qué está sucediendo en Hogwarts, por qué y cómo nuestros amigos magos podrán resolverlo todo sin heridos.

Harry va cobrando más valía si cabe en este segundo libro, si antes valoraba la amistad que poseía con Ron y Hermione, ahora solo piensa en salvarles y tenerles a su lado en momentos de crisis y, básicamente siempre que puedan, juntos traman planes para misiones que a otros les parecerían suicidas, pero que para ellos se convierten en un coser y cantar. Hermione sigue teniendo un cierto toque de petulancia, pero lo único que consigue es que se convierta en un personaje aún más entrañable; y Ron, queridísimo Ron, es tan… tan… dulce y mono, en serio, ¿a alguien se le puede ocurrir crear a un personaje que en tan poco tiempo se pueda ganar el corazón del lector al completo? Los hermanos gemelos Weasley vuelven a las andadas, un curso más y, aunque a veces se les va un
tanto la olla con sus ideas alocadas, son extremadamente achuchables. ¡Ginny! La hermana más pequeña de los Weasley es absolutamente increíble, es imposible evitar enamorarse de su dulzura e inocencia… No sé por qué olvidé mencionar en mi anterior reseña a Hagrid, el guardabosques de Hogwarts y un gran amigo de nuestros protagonistas, es un grandullón, pero tan, tan, taaan admirable por su fuerza interior de querer ayudar a cada gran criatura, tanto sean dragones o arañas gigantes, como los pequeños personajes principales de la saga. Hay tantos, tantísimos personajes más que me gustaría destacar por una u otra cualidad que sencillamente me faltaría espacio y esto se acabaría por convertir en una mera lista de montones de nombres y adjetivos; así que al menos intentaré comentar algo acerca de ellos en mis siguientes reseñas… ¡espero que en la opinión personal del séptimo no acabe por ser una inmensa lista sin fin! Glups.
─Es un poco pequeña ─se apresuró a decir Ron─, a diferencia de la habitación que tenías en casa de los muggles. Además, justo aquí arriba está el espíritu del ático, que se pasa todo el tiempo golpeando las tuberías y gimiendo…
Pero Harry le dijo con una amplia sonrisa:
─Es la mejor casa que he visto nunca.
¿Qué puedo decir de la trama que no haya dicho ya anteriormente? Me encanta Hogwarts, el mundo creado por J. K. Rowling sobrepasa incluso lo mágico, la de aventuras que pueden correr nuestros tres protagonistas gracias a su valía y a su querer desentrañar secretos y salvar la propia escuela. Todo es demasiado perfecto, inquietante a su vez y también sumamente emocionante. ¡Una nueva aventura que se convierte en una trepidante trama que, de nuevo, no desearás que acabe!
—No confíes en cosas que tengan la capacidad de pensar pero de las cuales no sepas dónde tienen el cerebro.
Una vez más me ha resultado un final apabullantemente asombroso, sí, volvía a no acordarme de lo que sucedía de verdad, solo trazos sueltos y sin sentido, pero todo el final, todo, TODO es genial. Apenas ocurren en poquísimas páginas muchísimas cosas y desvelaciones increíbles, pero obviamente con esta autora nada sale precipitado, todo a su debido tiempo y todo bien organizado. A veces me tenía que parar a releer un párrafo entero porque con la emoción de lo que estaba sucediendo, se me iba la pinza y leía sin comprender lo que sucedía, hasta tal punto es importante cada frase y hasta tal punto es tan adictivo.
Harry Potter y la cámara secreta está llena de, como el propio título indica, secretos a montones, misterios sin desvelar; va fortificando una amistad duradera ya, aunque no pueda negar el hecho de que por cierta personalidad de ciertos personajes no ha llegado a la altura del primero, lo he disfrutado como una enana y ahora lo único que pienso es que ¡llevo apenas dos libros, pero ya sé que los cinco que me quedan me sabrán a poco y voy a querer más!
¿Alguien más que no haya leído los libros? ¿Cuál es vuestro favorito de  la saga? :)
Besitos,

8 comentarios:

  1. ¡Hola! Te veo cada vez más enamorada de Hogwarts y los protagonistas, pero es normal. Aunque con el tiempo he llegado a apreciar más a Hermione que a los demás personajes, sobre todo creo que es mejor amiga que Hermione respecto a Harry, se ve en los demás libros. Es genial ver cómo disfrutas de ellos por primera vez, espero seguir leyendo las otras reseñas.

    ¡Saludos y a por Azkaban!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Nosotros somos fans de Harry Potter y nos encanta. De todos los libros (y también las películas) este es el que menos nos gusta. Nuestro favorito es el tercero, aunque todos tienen algo especial jeje

    Un besazo!! ^^

    ResponderEliminar
  3. hola ^^
    a mí la verdad que este es uno de los que menos me gustó, y estoy totalmente de acuerdo con melodías por escrito el tercero me fasinó
    un beso !

    ResponderEliminar
  4. Es un libro que siempre disfruto cuando lo releo
    un besito

    ResponderEliminar
  5. No he terminado la saga pero la verdad es que este libro me gustó mucho. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. Me encantó!!!
    Como el anterior... he descubierto hace relativamente poco la saga y estoy flipada xD

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. A mí el libro me gustó mucho. Para mi gusto fue la peli quien no estuvo a la altura.
    No puedo decir nada malo de HP.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Preciosa reseña!! Me encanta Harry Potter. Un besazo.

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)