jueves, 6 de diciembre de 2012

Reseña de Memorias de un amigo imaginario

¡Hola! ¿Qué tal lleváis este día festivo? ¿Descansando? :)
Después de un tiempo, trato de ponerme al día con las reseñas, la de hoy es de un libro que me ha en-can-ta-do *.*
  • Título: Memorias de un amigo imaginario
  • Autor: Matthew Dicks
  • Editorial: Nube de Tinta
  • Formato: Rústica con solapas
  • Páginas: 428
  • Precio: 16, 95 €
Esta novela es especial, igual que Max. Esta novela es única, como Max. Esta novela es valiente, como Max.
Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar. El problema es que Max es el único que puede verme y oír. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un "amigo imaginario". Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario.
Max es un niño de ocho años bastante especial, no le gusta que le toquen, no le gusta llevar guantes, no le gusta que le hagan hablar por hablar, no le gustan los cambios ni las sorpresas. Max es diferente y por ello tiene un único amigo, Budo; aunque solo él puede verle y oírle y sus padres le llaman "amigo imaginario".

¿Alguna vez has pensado cómo vive un amigo imaginario?

Si digo que me ha parecido un libro maravilloso, sería poco. Me ha encantado desde la primera página hasta el epílogo. Matthew Dicks hace que nos adentremos en la vida de un amigo imaginario, podemos ver lo que siente, piensa y hace.
Nunca pensé que me encontraría con un libro tan ingenioso y rebosante de originalidad. Sinceramente, al principio, cuando salió a la venta y leí su sinopsis, no me llamaba para nada, pero comencé a ver reseñas que lo ponían muy bien y no pude resistirme a darle una oportunidad por lo menos; y debo admitir que me alegro de haberlo hecho.
La historia está escrita en primera persona por Budo y la manera de escribir del autor es ágil y hace que te sientas en la piel del protagonista, cuando él ríe hace que rías con él, y en escenas emotivas incluso consigue sacarte alguna lagrimilla.
A pesar de tener sus páginas, es difícil despegarse de ellas, lo que provoca que se lea en nada (en dos días ya lo tenía terminado).
Sobre los personajes, tengo que decir, que todos son importantes, unos más y otros menos, pero sin alguno de ellos la historia no sería tan genial. Algunos llegan a darte una enorme sorpresa, otros te enseñan algo y otros te muestran qué cualidades puede tener un amigo imaginario.
Budo me ha encantado. Puede que en ocasiones haya resultado cansino las veces que pensaba en que podía morir, que no quería morir, que no quería que Max se olvidara de él, etc. pero, llegas a comprenderle, si fueras una migo imaginario, ¿no tendrías miedo de desaparecer?
Max, como he dicho más arriba, es diferente de los demás niños y hay pocas cosas que le gusten. Puede resultar frío y distante incluso con sus padres, aunque en el fondo es valiente.
Y el final... me ha maravillado, sorprendido, emocionado, encantado... ¿Lo único que no me ha gustado de él? Que se ha acabado; sí, es un libro autoconclusivo y el final es cerrado, pero me he encariñado tanto de los personajes que no me habría importado leer otras cuatrocientas páginas jaja.
En definitiva, si alguna vez te has preguntado qué sienten los personajes imaginarios o, simplemente, te apetece ler algo diferente, único y original, lee Memorias de un amigo imaginario, no te dejará indiferente.

Lo mejor: Budo, la forma de escribir del autor, el final, Max, la originalidad, la historia en sí.
Lo peor: que se ha terminado.

Puntuación: 5/5
Antes de los dieciocho, Matthew Dicks había muerto dos veces y "resucitado" gracias a los eficientes médicos de ambulancia. Con la mayoría de edad se fue de casa y se puso a trabajar en múltiples trabajos "sin futuro" hasta que le robaron a punta de pistola, a los veintitrés. Este tercer cara a cara con el destino le convenció para levantar el trasero e ir a la universidad. Ahora es titulado en Filología Inglesa y Educación, y tiene un máster de Enseñanza con Tecnología. Ha publicado un par de libros para adultos y trabaja de maestro de primaria en Connecticut, donde vive con su esposa y su hija.

¿Y tú? ¿Lo has leído? ¿Le darás una oportunidad? ¿Qué te pareció?
Besitos ^-^

21 comentarios:

  1. Yo tengo un montón de ganas de leerlo, además con la reseña tan positiva que has hecho, más ganas todavía =)

    ResponderEliminar
  2. Holaa^^
    Pues tampoco me llamaba al igual que a ti y ahora me has emocionado con tu reseña tan emotiva jaajaj xDDDD
    Besitos :D!

    ResponderEliminar
  3. Te ha gustado mucho *_* Yo tengo unas ganas inmensas de leer este libro y todos los de "Nube de Tinta" :D

    ResponderEliminar
  4. Una lectura increíble. Al principio no entendía adonde quería llevarnos el autor pero poco a poco lo fui cogiendo y cuando por fin entendí todo fue alucinante :)

    ResponderEliminar
  5. No lo he leído, pero le tengo muchísimas ganas ^^
    Me alegra mucho que te haya gustado :)
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  6. No lo he leído, pero yo y mi hermana nos morimos por él. Todo lo que he visto han sido reseñas positivas, así que en cuanto pueda, para casa:)
    Buena reseña:) ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Desde que lo vi le tengo muchísimas ganas a este libro, espero poder leerlo pronto.

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    Me llama muchísimo la atención,
    me lo apunto, espero conseguirlo pronto!!!
    Muchas gracias por la reseña, lo has echo genial
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. He leído buenísimas críticas de este libro y la verdad que tengo muchas ganas de leerlo ^-^

    Un besito♥

    ResponderEliminar
  10. No me termina de llamar este libro.
    Gracias x la reseña.
    Besis.

    ResponderEliminar
  11. Tengo muchas ganas de leerlo! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Uy, pues me llamaba la atención, pero leí una reseña que lo ponía muy normalito. Ahora me has dejado con ganas de leerlo ^^
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Con esta pedazo reseña, has conseguido que me interese por él. Lo anoto ya mismo. Se nota que lo has cogido cariño.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. No me llamaba mucho, pero después de tu reseña y de ver que es un libro emotivo, le daré una oportunidad.

    Un besito:)

    ResponderEliminar
  15. Le tengo muchas ganas y más si dices que lo único malo es que se acabe xD. A ver si lo consigo pronto ^^

    ResponderEliminar
  16. Me están entrando muchas ganas de leerlo n_n Ya me lo prestarás e_e

    ResponderEliminar
  17. Pues que lo pintas bien, parece bastante entrañable y si dices que el final te a encantado, me alegro, porque para mí es muy importante en un libro el cómo acaba.

    Un besazo^^

    ResponderEliminar
  18. totalmente de acuerdo contigo. ¡Me encantó! Voy a comprar todo lo que saque este autor, me enamoró ^^

    Besazos!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Es el último libro de Nube de tinta que me queda por leer y, después de leer tu reseña, no me puedo resistir.
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. No le he leído, pero me llama la atención .
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. De momento que pueda me haré con el. Aunque los dramas no son mi devoción este libro me atrae desde que salió; tiene muy buena pinta.

    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar

Siempre me sacas una sonrisa con tus comentarios, además ¡son gratis! ¿Por qué no me dejas uno? :)